El tiempo K impuso miradas, discurso, iniciativa y opciones sobre los modos de CONSTRUIRNOS

"El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales" . Bertolt Brecht. (1898)

domingo, 12 de octubre de 2008

BRECHA de Eduardo Galeano

¿Cristóbal Colón descubrió América en 1492? ¿O antes que él la descubrieron los vikingos? ¿Y antes que los vikingos? Los que allí vivían, ¿no existían?Cuenta la historia oficial que Vasco Núñez de Balboa fue el primer hombre que vio, desde una cumbre de Panamá, los dos océanos. Los que allí vivían, ¿eran ciegos?
¿Quiénes pusieron sus primeros nombres al maíz y a la papa y al tomate y al chocolate y a las montañas y a los ríos de América? ¿Hernán Cortés, Francisco Pizarro? Los que allí vivían, ¿eran mudos?
Nos han dicho, y nos siguen diciendo, que los peregrinos del Mayflower fueron a poblar América. ¿América estaba vacía?
Como Colón no entendía lo que decían, creyó que no sabían hablar.
Como andaban desnudos, eran mansos y daban todo a cambio de nada, creyó que no eran gentes de razón.
Y como estaba seguro de haber entrado al Oriente por la puerta de atrás, creyó que eran indios de la India.
Después, durante su segundo viaje, el almirante dictó un acta estableciendo que Cuba era parte del Asia.
El documento del 14 de junio de 1494 dejó constancia de que los tripulantes de sus tres naves lo reconocían así; y a quien dijera lo contrario se le darían cien azotes, se le cobraría una pena de diez mil maravedíes y se le cortaría la lengua.
El notario, Hernán Pérez de Luna, dio fe.
Y al pie firmaron los marinos que sabían firmar.
Los conquistadores exigían que América fuera lo que no era. No veían lo que veían, sino lo que querían ver: la fuente de la juventud, la ciudad del oro, el reino de las esmeraldas, el país de la canela. Y retrataron a los americanos tal como antes habían imaginado a los paganos de Oriente.
Cristóbal Colón vio en las costas de Cuba sirenas con caras de hombre y plumas de gallo, y supo que no lejos de allí los hombres y las mujeres tenían rabos.
En la Guayana, según sir Walter Raleigh, había gente con los ojos en los hombros y la boca en el pecho.
En Venezuela, según fray Pedro Simón, había indios de orejas tan grandes que las arrastraban por los suelos.
En el río Amazonas, según Cristóbal de Acuña, los nativos tenían los pies al revés, con los talones adelante y los dedos atrás, y según Pedro Martín de Anglería las mujeres se mutilaban un seno para el mejor disparo de sus flechas.
Anglería, que escribió la primera historia de América pero nunca estuvo allí, afirmó también que en el Nuevo Mundo había gente con rabos, como había contado Colón, y sus rabos eran tan largos que sólo podían sentarse en asientos con agujeros.
El Código Negro prohibía la tortura de los esclavos en las colonias francesas. Pero no era por torturar, sino por educar, que los amos azotaban a sus negros y cuando huían les cortaban los tendones.
Eran conmovedoras las leyes de Indias, que protegían a los indios en las colonias españolas. Pero más conmovedoras eran la picota y la horca clavadas en el centro de cada Plaza Mayor.
Muy convincente resultaba la lectura del Requerimiento, que en vísperas del asalto a cada aldea explicaba a los indios que Dios había venido al mundo y que había dejado en su lugar a San Pedro y que San Pedro tenía por sucesor al Santo Padre y que el Santo Padre había hecho merced a la reina de Castilla de toda esta tierra y que por eso debían irse de aquí o pagar tributo en oro y que en caso de negativa o demora se les haría la guerra y ellos serían convertidos en esclavos y también sus mujeres y sus hijos. Pero este Requerimiento de obediencia se leía en el monte, en plena noche, en lengua castellana y sin intérprete, en presencia del notario y de ningún indio, porque los indios dormían, a algunas leguas de distancia, y no tenían la menor idea de lo que se les venía encima.
Hasta no hace mucho, el 12 de octubre era el Día de la Raza.
Pero, ¿acaso existe semejante cosa? ¿Qué es la raza, además de una mentira útil para exprimir y exterminar al prójimo?
En el año 1942, cuando Estados Unidos entró en la guerra mundial, la Cruz Roja de ese país decidió que la sangre negra no sería admitida en sus bancos de plasma. Así se evitaba que la mezcla de razas, prohibida en la cama, se hiciera por inyección.¿Alguien ha visto, alguna vez, sangre negra?
Después, el Día de la Raza pasó a ser el Día del Encuentro.
¿Son encuentros las invasiones coloniales? ¿Las de ayer, y las de hoy, encuentros? ¿No habría que llamarlas, más bien, violaciones?
Quizás el episodio más revelador de la historia de América ocurrió en el año 1563, en Chile. El fortín de Arauco estaba sitiado por los indios, sin agua ni comida, pero el capitán Lorenzo Bernal se negó a rendirse. Desde la empalizada, gritó:
—¡Nosotros seremos cada vez más!
—¿Con qué mujeres? –preguntó el jefe indio.
—Con las vuestras. Nosotros les haremos hijos que serán vuestros amos.
Los invasores llamaron caníbales a los antiguos americanos, pero más caníbal era el Cerro Rico de Potosí, cuyas bocas comían carne de indios para alimentar el desarrollo capitalista de Europa.
Y los llamaron idólatras, porque creían que la naturaleza es sagrada y que somos hermanos de todo lo que tiene piernas, patas, alas o raíces.
Y los llamaron salvajes. En eso, al menos, no se equivocaron. Tan brutos eran los indios que ignoraban que debían exigir visa, certificado de buena conducta y permiso de trabajo a Colón, Cabral, Cortés, Alvarado, Pizarro y los peregrinos del Mayflower.

7 comentarios:

Marilú Caballero dijo...

Hola Mona:
seguimos sin exigirles visas verdaderas, al menos aquí en México, los extranjeros hacen lo que quieren, en especial los del llamado primer mundo, los que 'descubrieron, que descubrieron otro continente', vienen y vía la banca y repsol se llevan de todo, ahora con la crisis están sacando nuestro dinero de 'ahorradores' y las envían a sus filiales, esta semana que está empezando los políticos corruptos 'neoliberlaes' que en realidad son vasallos del neoliberalismo, están por concretar la entrega de nuestro petróleo, los pizarros, y cortés de hoy, junto con los borbones de hoy continúan aquí actuando con todos los permisos, sin visas, incluso los permisos de trabajo que allá le niegan a los latinoamericanos, en México ni si quiera se los exigen, vienen y trabajan de lo que quieren. Es lamentable que aquí en lugar de afianzarnos cmo república liberal, por a que luchó Juárez y el presidente Cárdenas, se esté perdiendo, ustedes supieron elegir a una rpesidenta que actúa contra el Consenso de Washington, nosotros en pleno siglo xxi retrocedimos los 200 años que habíamos ganado con tanto dolor y sangre. Por l visto como pueblo no fuimos dignos de la República que recibimos, ni mi generación ni las anteriores... los felicito por tener a Cristina y por haber actuado contra el Consenso de Washington que tanto los dañó con Menem, y con las dictaduras, los felcito por encarcelar finalmente a Videla, los asesinos aquí siguen impunes, y como si eso no bastara, la represión en contra de civiles es cada vez peor, por si no han visto las noticias, lo que sucedió en un pueblo de Morelos es terrible, hasta con helicópteros y tanquetas a unos 'inconformes' con plena razón de sus exigencias:
http://www.jornada.unam.mx/2008/10/10/index.php?section=sociedad&article=049n1soc

En fin qúe nosotros seguimos siendo víctimas del Encontronazo de América...
Saludos desde México y VIVA ARGENTINA y Cristina!

Anónimo dijo...

"Cristóbal Colón será recordado por ser el último hombre en descubrir América"
Buen articulo. Salu2

Anónimo dijo...

La expansión ultramarina europea se inicó con la llegada de los portugueses a la India, luego de la circunnavegación de Africa y los viajes de Cristóbal Colón, financiados por la Corona española. Los viajes permitieron a los europeos conocer el globo terráqueo, las características del territorio americano y de sus pueblos aborígenes, y las zonas en las que se podrán obtener recursos para la economía europea.
Durante años la celebración del Día de la Raza –como se llamó- sin discusiones se festejó con tributos a España. Esta situación no es la misma de un tiempo a esta parte. El nombre del día de la raza se ha replanteado con las consiguientes disyuntivas y con intenciones de no volver a caer en esa hsitoria de errores y olvidos que los indios eran los salvajes y Colón con sus conquistadores los convencían de su amistad por las buenas.
El resultado de la expansión europea fue el “encuentro” entre la cultura europea y la americana a partir de 1492. Sociedades muy diferentes se encontraron frente a frente por primera vez en su historia, implicando más que el descubrimiento de América o el Día de la Raza, el descubrimiento de un sistema cultural radicalmente distinto al de los europeos, que conllevó al descubrimiento de tipos raciales y étnicos diferentes.
El 12 de octubre es una fecha que despierta sentimientos encontados en los Latinoamericanos. Puede servir para revisar y entender el pasado. Algunos reconocen la importancia de la colonización española y su herencia cultural. Otros hacen hincapié en el maltrato que recibieron los pueblos originarios por los conquistadores.
La conquista europea de las sociedades americanas fue un proceso histórico que provocó discusiones y controversias, no solo en el pasado sino en el presente, tanto entre los contemporáneos de los acontecimientos, como entre quienes posteriormente conocieron y estudiaron este proceso histórico.
Con el correr de los años el relato tradicional comenzó a ser cuestionado por la relación entre colonización y abuso de poder. Y dio lugar a la reflexión sobre las situaciones negativas que tuvieron lugar al encontrarse dos culturas. Los artistas: de todos los géneros no escapan a esta política. En el cine, en literatura, en la música o en las artes plásticas.
Durante el siglo XVI, hubo distintas posiciones acerca del derecho que los europeos tenían para someter bajo su dominio a otros pueblos. Juristas y teólogos también discutieron si la conquista se estaba llevando a cabo de acuerdo o no con los valores cristianos. El fray Bartolomé de las Casas narra torturas, engaños y privaciones a que fueron sometidos los indios.
La discusión siguió entre quienes consideraban que la llegada de los europeos había significado la expansión de la civilización sobre los pueblos bárbaros, sin cultura y que debían ser evangelizados y quienes por el contrario sostienen que la coonquista había sido un “genocidio” organizado para calmar la sed de oro de Europa.
Los pueblos vencidos recurrieron a sus creencias religiosas para tratar de explicarse lo que estaba sucediendo y lo que nunca había visto. Estos hombres con otras características, otra vestimenta, con armamento, armaduras de metal, embarcaciones y caballo. Para ellos la conquista significaba adquirir títulos, honores, gloria personal en el medio de traiciones, incomprensión, desinterés por comprender a otro.
Hoy de los vastos imperios sólo quedó el silencio. Rostros consumados, miradas perdidas. Hay quienes sotienen que la conquista fue una guerra justa y que ignora la brutalidad implantada.
Las sociedades originarias de América, agrícolas y urbanas, sufrieron cambios sin capacidad de resisitir a los invasores extranjeros. Permanencieron en su hábitat tradicional y su vida cotidiana se transformó por completo.
¿Hubo quienes sabían lo que se estaban haciendo? ¿Hubiese sido utópico pretender otra cosa? La consecuencia más grave de la conquista fue el derrumbe demográfico de los pueblos aborígenes. Las muertes que diezmaron a la población originaria de América fueron provocadas por la violencia de los conquistadores, la desorganizaicón de la vida económica, las hambrunas, la explotación del trabajo en las minas y las devastadoras epidemias de enfermedades infecciosas, frente a los que los indígenas no tenían desarrollados defensas orgánicas.
Los indios siguen sufriendo la usurpación de sus tierras y condenados a la negación de su identidad. Se les despojó de su libertad y de sus bienes. Se les prohibe cantar, danzar, soñar. Perdieron el deseo de vivir en su mundo derrumbado, donde todo lo que conocían desapareció.
Para la comunidad aborigen el 12 de octubre de 1492 no es un día de festejo, sino un recordatorio o un luto por las civilizaciones perdidas. España es la responsable de esas muertes, justificando hoy a ese sometimiento como algo natural de la mentalidad de la época. Los indios no eran salvajes ni los españoles civilizados. La cultura española no era superior o inferior, era diferente.
En este proceso de conquista europea en América se relacionan dos culturas que, hasta ese momento, se habían desarrollado por seperado, sin que una tuviera noción de la existencia de la otra. Produciéndose lo que llamamos aculturación, es decir cuando una cultura tiene la fuerza suficiente como para imponerse sobre la otra. Los vencedores se impusieron, o más bien la cultura europea derrotó a la indígena. Los vencidos o los indígenas perdieron su identidad cultural tradicional e incorporaron a su visión del mundo muchos elementos de la cultura de los vencedores, y se adaptaron a ella.
Es una realidad ver que ese proceso histórico que se inicia en 1492, fue un choque de culturas que originó y modeló una raza criolla nueva, con rasgos propios y definidos, vigorosa y pujante, que puso al frente dos sociedades distintas.
¿Seguimos transitando un camino con falsas integraciones y reconociendo a los valores culturales diferentes?
La discriminación no quedó atrás, no es una historia lejana de tiempos del descubrimiento de América. Hoy perduran situaciones de desprecio y maltrato entre personas de distintos orígenes y culturas. Hay que destacar que estos pueblos aborígenes lograron sobrevivir, someterse sobre su identidad, sobrellevar las pérdidas de vidas humanas, de territorio, de cultura. Después de todo lo que pasaron siguen en pie.

Por Rosana Noelia Richioni
Profesora de Historia

Anónimo dijo...

A más de 500 años, en el país hermano del Paraguay, su presidente ha expresado:
"Las Naciones originarias, los Paraguayos y Paraguayas son los primeros propietarios del futuro de sus recursos naturales; de su goce e incluso de su explotación productiva racional. Las naciones indígenas esperan a la orilla del camino que alguien los convoque a reapropiarse de sus tierras. Estas tierras de ahora en más no solo serán sagradas para su cultura sino – valga la figura- sagradas para la aplicación de la ley. Ningún blanco que negocie tierras indígenas, que los humille o los persiga tendrá la misma impunidad que tuvo siempre. El delito contra un indígena debe dejar de navegar en las aguas de la impunidad" sostuvo el ex -obispo y hoy Presidente Lugo.
Un abrazo!!! Muy buen blog...

maria del carmen colombo dijo...

Excelente post, y mejor blog!
Esta tarde te voy a poner entre mis blogs favoritos.
Un abrazo

Nicolás dijo...

Hace 500 años, nos dominaba España. Hoy son los sectores de poder concentrados que añoran la etapa de las relaciones carnales con Estados Unidos, los que recibían al FMI y aplicaban sus recetas, los que privatizaban empresas estatales, los que entregaban el Patrimonio Nacional dejando a millones en la miseria.
Hoy más que nunca debemos defender el proceso que se da en Latinoamérica: un proceso imperfecto, un proceso con contradicciones, pero un proceso que debe avanzar.
Estaremos atentos para que este proceso no se detenga, todavía queda mucho por hacer, es nuestrocompromiso que se siga fortaleciendo una DEMOCRACIA SIN EXCLUÍDOS, CON JUSTICIA SOCIAL PARA TODOS.

MC dijo...

Ellos, algunos, no nosotros, no yo, siguen definiendo pomposamente aquel hecho como como el "Descubrimiento de América" lo que en verdad podríamos redefinir como el día en que europa inventó el modelo imperial moderno.
Muy bueno el blog, me gustó el encabezado y la clara definición de tu perfil. Te invito a pasar por mi blog.