El tiempo K impuso miradas, discurso, iniciativa y opciones sobre los modos de CONSTRUIRNOS

"El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales" . Bertolt Brecht. (1898)

viernes, 19 de febrero de 2010

Golpe de mercado

HOY, que la inflación se viene instalando en las librerías, en las carnicerías, hasta en la leña para cocinar un asado (de pollo o de cerdo, obvio)…

HOY que todos apuntan al Gobierno como responsable de las subas que originan los sectores de poder económico más concentrado, en cuantito la gente dispone de dinero para gastar…

HOY… hay que tener cuidado… no vaya a ser que se quiera cuestionar –como a Alfonsín- la gobernabilidad.

El Golpe de mercado en Argentina

fue una especie de Golpe de Estado.

Era la primera vez en mucho tiempo que un gobierno civil y elegido constitucionalmente era sucedido por otro de igual condición. Su requisito era volver al Gobierno para unos pocos. Tal como habían operado las dictaduras: el liberalismo para el bienestar de los más ricos, los de buenos modales, los que representan a la Patria.

Dijo en 1982 Leopoldo Fortunato Galtieri, que las urnas estaban bien guardadas, y fue respondido: "Pues vayan pasándoles el plumero porque las vamos a llenar de votos". Y así fue. En 1983, con la llegada de Alfonsín a la Presidencia recuperábamos la libertad, la república y la democracia.

Pero al “padre de la democracia”, lo removió, no un golpe de Estado –como los de 1930, 1943, 1955, 1962, 1966 y 1976- sino un Golpe de MERCADO.

O sea, tuvimos ya un golpe en democracia. Fue el que dio el mercado en 1989. ¿Quiénes habrán sido? ¿Qué otros sino los que manejan el mercado? Hubo algo que Alfonsín no les concedió. Seguramente la desnacionalización de la economía. O no. Pero lo esencial para voltearlo a Alfonsín era imponerle condiciones a Menem: “O hace lo que decimos o lo tiramos a usted también”. Desalojadas las Fuerzas Armadas de su protagonismo para los golpes contra las instituciones, las maniobras para condicionar-debilitar o voltear gobiernos democráticos quedó en dos manos. Fueron las corporaciones, el poder económico, el que aniquiló a Alfonsín”. (José Pablo Feinmann)

El Golpe de mercado fue producido por los principales grupos económicos que retiran sus depósitos de los bancos, retienen divisas producidas por exportaciones y demoran el pago de impuestos.

Es la presión de los agentes económicos ávidos en producir:

- inflación, mucha, desorbitante (llegó al 5000%)

- pérdida del poder adquisitivo de los salarios

- desabastecimiento

- suba de las tasas de interés

- corridas bancarias

- saqueos a supermercados

- lock aut

En síntesis: ingobernabilidad

4 comentarios:

El Nerd dijo...

Quedese tranquila compa mona, al gobierno nacional le van a querer hacer golpe de todo tipo (de hecho ya intentaron) pero un golpe económico no creo que sea posible, por 2 motivos:
1ro: la gran aptitud para manejar la economia de nuestra Presidenta.
2do: lo fortalecida que esa la economía actual.

Obviamente saes que las empresas vana seguir generando inflación como en ESTE video, pero creo que todo va a ser controlado.
Saludos!

El Francotirador dijo...

Mona, ya que ud. nos ha iluminado, podría arrojarnos algo de luz acerca de las circusntancias que precedieron a la insurrección popular del 19 y 20 de diciembre del 2001.
¿que fue eso? ¿Un golpe de mercado? ¿un mercado de golpe? ¿saqueos espontaneos?
"luz, mas luz"
Van Gogh

Leonardo Victor Scilabra dijo...

Clarísimo mona, yo no creo que sea el momento, pero creo en el golpe de mercado, de hecho hace un tiempo escribí algo al respecto. Estoy seguro de que llegadas las elecciones veremos fuertes incrementos de precios, sobre todo en aquellos bienes provenientes del sector agropecuario. Dios quiera que seamos un pueblo inteligente y no nos comamos más ese tipo de jugadas antidemocráticas y nefastas.
Saludos, muy bueno el blog como siempre!

Luis Quijote dijo...

Sumo otro motivo: La ignorancia, desunión e individualismo de los ciudadanos.

Con retórica u opiniones adversas no lograremos que los golpistas cambien de actitud.
Si nos pusiéramos de acuerdo en no comprar los productos que aumentan de precio sin otro motivo que responsabilizar al gobierno, otra sería la cuestión.
Países como Francia e Inglaterra lo tienen como práctica habitual.

Las acciones individuales no son efectivas (hace rato que limité fuertemente la compra de carnes), y pregunto: Si fueramos MUCHOS los que dejáramos de consumirlas por un tiempo, aceptaríamos la regla de juego de oferta/demanda- que plantearon con el verso de que los mercados se regulan solos.

¿Aumentaron la carne? Consumiremos legumbres.
¿Aumentaron la leche? Eliminemos la obligatoriedad de la pasteurización y permitamos el regreso del "viejo lechero". ¿Cuantos nos criamos con ese producto (leche en serio y sin descremar?
¿Que van a hacer los Biolcati y las usinas lecheras cuando tengan competencia en serio?

En lugar de tantos blogs (me incluyo) despotricando y opinando... ¿porque no ponernos de acuerdo en no usar los productos (o hacerlo en menor cantidad) aumentados artificialmente?
¡Que se metan los novillos en el tujes durante 3 (tres) meses, y después hablamos!

¿En cuanto más ayudaríamos al gobierno y cuanto mayor sería nuestro propio beneficio?

No esperemos que "papá gobierno" solucione si no ayudamos. ¿Es difícil? ¿Imposible?

Tal como dijo Edmund Burke, "Para que triunfe el mal, sólo es necesario que los buenos no hagan nada".