El tiempo K impuso miradas, discurso, iniciativa y opciones sobre los modos de CONSTRUIRNOS

"El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales" . Bertolt Brecht. (1898)

martes, 13 de diciembre de 2011

Ondea la bandera de Palestina en la UNESCO



La bandera de Palestina ondea desde hoy junto a las de todos los países miembros en la sede de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).
El 31 de octubre pasado, la Conferencia General de la Unesco aprobó por amplia mayoría la incorporación del país árabe como el Estado número 195 de la organización, a pesar de las presiones de Estados Unidos.
La adhesión palestina a esta organización fue calificada de un hecho histórico y un acto de justicia hacia ese pueblo.

En represalia, Washington suspendió sus pagos a la Unesco, incluidos alrededor de 60 millones de dólares correspondientes a este año, lo cual puso en una situación difícil a la organización que debió recortar gastos y revisar sus programas. Estados Unidos también se opone al ingreso de Palestina como miembro pleno en la ONU.

Dice Eduardo Galeano: "El mundo es una gran paradoja que gira en el universo. A este paso, de aquí a poco los propietarios del planeta prohibirán el hambre y la sed, para que no falten el pan ni el agua."

2 comentarios:

Hilda dijo...

Te digo que el no pago fue una excusa!!!!
Ya lo tenían planeado

Ester Lina Lanzi de Panelli dijo...

Siii, creo que sí! Les vino al pelo la excusa, justo ahora que andan escasos de verdes billetes!
Un beso, Hilda!