El tiempo K impuso miradas, discurso, iniciativa y opciones sobre los modos de CONSTRUIRNOS

"El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales" . Bertolt Brecht. (1898)

viernes, 28 de septiembre de 2012

MEZQUINOS...

Hemos nacido para ser solidarios, para colaborar, para cooperar unos con otros. Eso es lo que nos hace más humanos. Eso es credo de todas las religiones. Somos felices cuando somos solidarios. El que ayuda a otro, no sólo hace el bien, sino que se está ayudando a sí mismo. Siempre, pero SIEMPRE ha sido más valioso el corazón para amar al otro que el bolsillo. Siempre nos condena a la insatisfacción, juzgar duramente a los demás, a los que no saben o no pueden vivir como nosotros, que somos los dueños/as de la verdad. Sobre todo cuando no juzgamos con la misma vara al otro extremo social: los millonarios.



Sencilla parece, pero es mi verdad: la que esgrimo cuando en la web, repetidamente, me acosan con reclamos como éste respecto de las políticas sociales:

"...alimentando vagos y madres que a este paso no les importa trabajar... es una generación de vagos históricos. yo no quiero un país donde solo un grupo se mata trabajando y otros parásitos que viven de estos, que la repartición sea igualitaria, todos trabajen, todos paguen impuestos, todos se esfuercen por obtener un mejor calidad de vida y no mendigar mas".