El tiempo K impuso miradas, discurso, iniciativa y opciones sobre los modos de CONSTRUIRNOS

"El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales" . Bertolt Brecht. (1898)

domingo, 17 de agosto de 2008

Culpado, culpable, culpabilidad... vs. CULPADOR

Para no hacernos cargo de lo que nos sucede, depositamos culpas sobre los otros. Según el autor, terapeuta, de esta manera nos desligamos de las consecuencias de nuestros actos y generamos relaciones que acaban en vínculos rotos y autoestimas arrasadas. No sé si existe estadística al respecto, pero sospecho que una de las palabras más usadas en nuestro idioma es culpa. Basta con oírnos y con oír a los demás. "Vos tenés la culpa". "La culpa fue de
Según la ley, toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Según la experiencia cotidiana, toda persona parece ser culpable hasta que se compruebe lo contrario. Pero para cuando esto ocurre, suele haber ya daños irreparables e irreversibles, tales como amistades perdidas, sociedades disueltas, parejas rotas, proyectos abandonados, vínculos fraternales, paternales o filiales quebrados, lazos destruidos, autoestimas arrasadas y otras variantes.
Quien se atreve a culpar, obtiene un lugar de poder. Se convierte en juez, determina castigos, exige reparaciones. Por causa de su herida, real o presunta, pasa al centro de la escena. Su ofensa lo habilita a repartir puniciones, azotes y anatemas. Le da poder sobre el culpable. Pocos poderes suelen ser usados de manera tan arbitraria como el que un ofendido tiene sobre su ofensor. Te señalo como culpable de mi pena, de mi dolor, de mi desdicha, de mi frustración, de mi desencanto, de mi pérdida. Y, en el acto, eso me da derechos sobre ti. El vínculo entre culpador y culpado es uno de los más experimentados y arraigados en nuestra cultura. Sin embargo, si alguien busca en el diccionario (incluido el de la Real Academia en su última versión) la palabra culpador no la encontrará. Aparecen, en cambio culpado, culpable o culpabilidad. Si es cierto que el lenguaje refleja los modos en que pensamos y vivimos, parecería que existe el culpable, pero no el adjudicador de la culpa. Es decir, cualquiera puede ser culpable o culpado. Parecería que hasta es posible la existencia de la culpa o del culpado sin un culpador.
Muchas personas viven, así, en estado de culpa. Padres que sienten, ante sus hijos, la culpa de ejercer sus funciones, de establecer normas y de fijar límites. Hombres que sienten la culpa de no ser tan exitosos (sobre todo en términos económicos) como los mandatos familiares o sociales exigen. Mujeres que se sienten culpables de no querer tener hijos. Personas que se sienten culpables de no hacer felices a otras personas, aunque para eso fuera necesario que se violentaran o postergaran a sí mismas. Hijos que se sienten culpables de no responder a las expectativas de sus padres, más allá de que éstas sean arbitrarias o desmedidas. El catálogo de culpables es tan amplio como variado; el virus de la culpa se regenera y muta a gran velocidad, y no es raro que nos encontremos bajo su tiranía y en el reinado de la irresponsabilidad.
Donde florece la culpa escasea la responsabilidad.
Esto sucede con la regularidad de una ley. En efecto, cada culpado libera al culpador del ejercicio de la responsabilidad.

Autor: Sergio Sinaí (fragmento)
Fuente: revista La Nación del 31 de octubre de 2004

8 comentarios:

Al centro y adentro dijo...

Gracias Mona por los comentarios, saludos desde ACYA

Anónimo dijo...

Buenísimo el post sobre los culpables y los culpadores! Pareciera ser que como comunidad arrastramos esa carga, la de llevar al culpable o al culpador con nosotros. Y como en general, y como comunidad no nos va bien, resultamos todos infectados de culpa. Un beso grande Mona! Seguí asi

Anónimo dijo...

Y acá... ¿quiénes son los culpables? (porque culposos no hay...)
Los grandes terratenientes están de fiesta al cabo del favor que les hizo el amigo Cobos. Ahora lloran porque bajó el precio internacional de la soja y secretean que les habrían convenido las retenciones móviles, pero eso no les debería dar ni de lejos para volver a chistar. En cambio, la Federación Agraria se perdió todas las modificaciones favorables que había introducido Diputados. El amigazo Buzzi también secreteó que el proyecto volteado les convenía, pero adujo que no podía dar marcha atrás con la lógica de confrontación. Se quedaron sin pan y sin torta y no pueden sincerarlo, so pena de reconocer que sus aliados en el espanto son quienes son y no quienes los “pequeños productores” querían que fuesen.

Anónimo dijo...

La Bolsa, para no abundar, registró una suba de casi el 4 por ciento en el segundo trimestre. En medio del “país parado”. Más quisieran la fórmula en Wall Street...
SIN CULPAS POR EL PARO DEL KAMPO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

No dijo...

Hola, gracias por los comentarios.
Tu blog también es muy interesante. En cuanto a la música es de Yann Tiersen, un compositor francés y pertenece la película "Amelie". También musicalizó a "Goodbye Lenin".

José Pablo es brillante, tiene una claridad sobrenatural.La cita la vi en "Hemisferio derecho", el programa de cable que tenía Majul.
http://es.youtube.com/watch?v=4trfJYQ585k

Saludos

Anónimo dijo...

SIN CULPAS, para los que nos endilgan la desaxceleración de la economía...
Consecuencia de cuatro meses en que la economía se desarrolló en un país atravesado por el conflicto agrario, varios indicadores mostraron signos de desaceleración económica. Eso bastó para que los gurúes de la city reaparecieran anunciando el fin del crecimiento y hasta un nuevo default. Pero a poco más de un mes de terminado el lockout agrario la economía ya muestra signos de un vigoroso repunte. La Estimación Mensual de Actividad Económica de julio, registró un crecimiento con respecto al mismo mes de 2007 del 9,4 por ciento. Información recabada por la Secretaría de Energía indica que el mes pasado la generación de electricidad creció un 10 por ciento, el salto más elevado desde octubre de 2006. También el índice Construya, un adelanto de la evolución de la construcción, creció 14,6 por ciento con respecto a julio del año pasado, el mayor crecimiento de 2008.
Durante los últimos cinco años el país creció a una tasa promedio del 8,5 por ciento. El crecimiento se difundió por todos los rubros, incluso el turismo internacional se convirtió en un receptor de divisas trascendente. La expansión de la frontera agropecuaria, el fuerte desarrollo de las exportaciones de frutas y cultivos regionales, esparció el crecimiento a todo el territorio nacional. Una locomotora que viene lanzada a esa velocidad no se detiene de un momento a otro. Los indicadores de crecimiento continuaron en este primer semestre, tanto en cultivos como en productos industriales como los del rubro automotor y las exportaciones de diversos frutos y alimentos.
En marzo, cuando comenzó el lockout de los empresarios del campo, la estimación de la cosecha agrícola era de 93,2 millones de toneladas. En la actualidad es de 94,4 millones. En este momento se están alquilando los campos para comenzar a preparar la tierra para la próxima campaña. En la Compañía General de Tierras, la principal inmobiliaria agropecuaria del país, dijeron a este diario que por cada campo que sale en alquiler hay cinco interesados. Esto, sumado a la enorme rentabilidad del negocio, elevó los precios más de un cincuenta por ciento con respecto a 2007. Las primeras estimaciones hablan de una cosecha un 5 por ciento superior a la de este año, con lo que se llegaría a las 100 millones de toneladas.
Los más de cuatro meses de conflicto y su televisación en vivo y en directo generaron desconfianza en depositantes e inversores, lo que debilitó el sistema financiero. Pero el rebote no se hizo esperar. En julio, el stock de préstamos al sector privado no financiero (SPNF) creció 1176,9 millones de pesos con relación al promedio del mes anterior y acumuló un incremento del 36,9 por ciento con respecto a un año atrás. De esta manera, se mantiene la tendencia observada desde enero de 2004, con más de 53 meses ininterrumpidos de crecimiento en el stock, que se ubica en la actualidad por arriba de los 119.800 millones de pesos. Para el mismo mes de julio, el saldo promedio de los depósitos del SPNF evidenció un crecimiento del 2,4 por ciento en relación al mes anterior, acumulando un crecimiento del 16,2 por ciento respecto de igual mes de 2007, lo que equivale a 22.475 millones de pesos de aumento.
¿CULPABLES? nooooooooooooo
Atte
R. NaVARRO

Anónimo dijo...

Se está llevando adelante un modelo económico industrial, que tiende al desarrollo de todos los sectores de la economía, y así, se está creciendo en la dirección de la distribución de las riquezas producidas y vendidas dentro y fuera del país, a través del aumento del empleo, el aumento de la actividad económica interna del país y los derechos de exportación (uno de ellos son las retenciones). Ha cambiado el modelo, y con él, la concepción del Estado: un Estado presente para conducir el equilibrio de la estructura economía que distribuye la riqueza.
Carlos Fernandez

Seba Lorenzo dijo...

Felicitaciones querida "ciberamiga". Te felicito por el éxito del blog. Seba Lorenzo