El tiempo K impuso miradas, discurso, iniciativa y opciones sobre los modos de CONSTRUIRNOS

"El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales" . Bertolt Brecht. (1898)

sábado, 1 de agosto de 2009

El granero del mundo


Dijo hoy el "compañero" Biolcatti: "Cuando el campo dice Patria, anhela la época en que fue el granero del mundo".
Bueno. Ahora sí, lo dijo clarito.

Cuando nuestro País era llamado “el granero del mundo” los terratenientes estaban muy conformes con su manera de ganarse la vida. En la medida en que sus riquezas pasaron de ser abundantes a fabulosas, nuestra oligarquía fue abandonando la sencillez campestre y se dedicó al lujo más desenfrenado. Entonces no invirtieron, no se modernizaron, no industrializaron sus productos, lo cual hubiera podido transformar a nuestro País en una potencia.
Nuestros productores rurales cobraban las exportaciones en libras o en oro, y les pagaban a sus empleados y a sus proveedores nativos en pesos, generalmente devaluados. Cuanto menos valiera la moneda nacional, más ganaban ellos.

En dicha época, cuando éramos “granero del mundo”, la mayoría pasaba hambre y necesidades varias, mientras había una minoría que vivía en la abundancia: eran las épocas en que los campesinos viajaban a Francia en barco, con la vaca viva y gallinas vivas, en jaulas, para tener leche y huevos frescos. Era la época de las construcciones de los palacios más suntuosos que se edificaron en Buenos Aires:
- el Ortiz Basualdo, actual embajada francesa,
- el palacio Pereda, en plazoleta Carlos Pelegrini, hoy embajada de Brasil,
- el palacio de Federico de Alvear, en la avda Libertador, actual embajada de Italia,
- el palacio Errázuris, una réplica de Versalles, actual Museo de Arte decorativo,
- el palacio Anchorena, hoy sede de la Cancillería,
- el palacio Paz, en Plaza San Martín, inspirado en el Louvre de París, que costó 4.500.000 en 1908, cuando el sueldo de un obrero no llegaba a $ 100 por mes; hoy es sede del Círculo Militar.

Nos decíamos "granero del mundo" pero en 1903, el 46% de los jóvenes convocados para hacer el primer servicio militar obligatorio, no reunía las condiciones de talla y peso mínimos para su incorporación a las fuerzas armadas y evidenciaban claros síntomas de desnutrición y huellas de enfermedades sociales evitables.

Los asalariados de entonces:
- Peones y obreros vivían en la indigencia, o trabajaban por menos de un plato de comida.
- Jornadas de trabajo de sol a sol, sin ropa adecuada, sin alimento suficiente, sin condiciones mínimas de seguridad, ni higiénicas.
- Pago en mercaderías, y en el mejor de los casos, en vales, que se usaban solamente en el negocio del empleador.
- Trabajo infantil, o de toda la familia, sin paga extra.

15 comentarios:

El Filomata dijo...

Buen post Mona, buenos datos de la historia de la oligarquía argentina. Venía viajando hace unos días desde Corrientes y escuche un reportaje a Biolcatti sobre su perfil familiar. Estos tipos que nacieron parados, que no saben lo que es correr para pagar sueldos a fin de mes y que, como si fuera una paradoja, al igual que De Narvaez vendió las empresas familiares, sin importarle un pito sus empleados.
NO habla solo ni per se, tiene asesores de tooda la restauradora.

Un beso, buen fin de semana.

Georgina dijo...

Los de la Mesa de enlace quieren fortalecer la idea de que al campo le va francamente mal, y que ya no se puede aguantar más... Pero resulta que casi la totalidad de los sectores, incluída la producción láctea, desmienten tal afirmación. A esos males le suman la sequía y la crisis internacional. Pero estos tipos se miran el ombligo, porque no saben que a todos los ha afectado, tal crisis.

Georgina dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
grace dijo...

Excelente, Mona. Ese es el país del Centenario, que quieren para el Bicentenario. País de vacas gordas, graneros llenos,oligarcas tirando manteca al techo en París. País de conventillos llenos de inmigrantes muertos de hambre, campesinos doblemente expulsados: de su país y de estas tierras a las que nunca tuvieron acceso. País en donde los negros no existen porque fueron la primera fila de los ejércitos libertadores. País en que los aborígenes fueron exterminados en nombre de la civilización.
Ahí está, clarísimo: es el país de la Sociedad Rural. Lo terrible es que para implementar ese país sobramos más o menos veinte millones de argentinos.

Eduardo V. dijo...

El Gobierno tiene la función de gobernar y, si bien puede dialogar con cualquier sector, sus decisiones no están sometidas al acuerdo ni al consenso de facciones ni de representantes de intereses sectoriales. Si no, esto no sería una democracia. Ahora bien, el Gobierno ha dialogado con las entidades empresarias del campo, pero lo que no ha hecho es aceptar sus imposiciones. Dialogar, para algunos, parece equivaler a eliminar las retenciones móviles, y el Gobierno parece estar decidido a no hacerlo.

Gustavo dijo...

"Nuestro pueblo sufre el mayor castigo de su historia: 55 niños, 35 adultos y 15 personas mayores mueren diariamente por causas vinculadas al hambre, es decir casi 450.000 personas entre 1990 al 2003, un verdadero genocidio económico.
Veinte millones de personas (sobre una población de 38.000.000) se encuentran bajo el nivel de pobreza, 6.000.000 son indigentes (es decir que pasan hambre extremo) y cerca de 4.5000.000 están desempleados. Sin embargo la Argentina produce la mayor tasa de alimentos por habitante del mundo con sus más de 70 millones de toneladas de granos, sus 56 millones de cabezas de ganado bovino, una cifra similar de ovinos y otra mayor de porcinos, lo que produce 3500 Kg de alimentos-hab-año. Sin embargo tal masa de productos alimenticios es testigo del mayor hambre y genocidio social de nuestra historia".
Es copia de Alberto J. Lapolla
Fuente: http://www.ecoportal.net/Contenido/Temas_Especiales/Transgenicos/Del_granero_del_mundo_al_hambre_generalizado

De vierde man dijo...

Muy buen post. Sin duda, ya no niegan cual es el modelo que quieren imponer y usted ha hecho una exclente inferencia a partir de esa frase, que parece querer devolvernos a la "Edad de oro" y que sin embargo es el infierno para los desposeidos.

PC dijo...

lo que pasa que estos tipos quieren un bicentenario como fue el centenario. Donde se invito a la oligarquia del mundo para mostrar lo Europeo que era Buenos Aires.

Donde esta hermosa SRA festejaba que eran los unicos que comian, que eran los unicos de despilfarraban.

Ellos quieren volver a esa "patria" pues se la pueden meter en el culo si quieren porque yo no quiero su patria, no me interesa.

Quisas esta no sea perfecta, pero es mucho mejor que la de ellos hace 100 años atras.

Mariano T. dijo...

Los bobos eran losinmigrantes como mis bisabuelos, que abandonaban la vidurria que se daban en Europa para venir acá a trabajar "por menos que un plato de comida".

El Conde de Dinamarca dijo...

Bueno, mirá el lado positivo. Tenemos a la izquierda del otro lado.
Vilma Ripoll no apoya al campo, el PO menos, Zamora... bueno, me callo.

Tan lejos está llegando la necesidad de una nueva ley de radiodifusión. La Mesa puede decir lo que quiera, y por más retrógrado que sea, el 98% de los medios (propiedad de sólo 5 personas, bien reaccionarios todos ellos) justificará que son cosas que el Campo (sí, con mayúsculas, porque ELLOS son EL CAMPO) dice por la bronca que le genera estar desprotegidos por un gobierno tiránico que sólo quiere destruir la clase media. Un aplauso para la gran lectura del HIJO DE PUTA de Chemes.

Muy bueno el blog, también la Cooperativa. Los agrego a la recorrida común.
Suerte.

Santi Monse dijo...

Una vez más ponen de manifiesto el modelo agroexportador al que quieren volver, lo que obviamente significa una dependencia mucho mayor de nuestro país a los países centrales.

¿Te inspiraste en Felipe Pigna para esta entrada, no?

¡Saludos!

El Repúblico Javier dijo...

Lo bueno de esto es que de a poco van blanqueando sus intenciones y su verdadero modelo de país, el país para la mitad de su población, el resto que se joda.

Mundo Aquilante dijo...

Muy buen post!
Qué se puede esperar de Biolcatti...
Mundo Aquilante aconseja caminar por la vereda de enfrente, no por CONTRERA sino porque es la del sol (la vereda de Huguito es muy sombría).

Saludos!

PC dijo...

me da lastima leer a gente como Mariano T. abria que decirle que pensar de no hace mal, es necesario ejercitar un poco las neuronas.

O sea segun el la culpa no la tenian los oligarcas explotadores, la culpa la tenian los inmigrantes que venian de Europa. Quisas habria que explicarles que hace 100 años atras Europa estaba viviendo una de sus peores crisis estructurales. Que la miseria en paises como España e Italia de donde llegaron la mayoria de los inmigrantes era espeluznante, y que se iban de Europa a hacer la America escapando de la realidad que se vivia en Europa. O por que se cree que pasaron las dos grandes Guerras de azotaron a ese contienente en la primera mitad del siglo???? porque todos se daban la vidurria en Europa? o no sera todo lo contrario?

Marcos dijo...

Además de terrible, resulta fascinante ver como estos tipos, como dice El Filomata, que nacieron parados, consiguen que los sectores medios sientan esa falsa identificación con sus intereses.
No viví lo que pasó con Illia, pero siento un fuerte paralelo en la instalación de la denostación de la figura de la presidenta y de la mostración del pensar de los sectores concentrados que no quieren un país con industria porque no les conviente, como el camino de la iluminación.