El tiempo K impuso miradas, discurso, iniciativa y opciones sobre los modos de CONSTRUIRNOS

"El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales" . Bertolt Brecht. (1898)

martes, 25 de agosto de 2009

TIEMPO DE POESÍA ... y de esperanza

Autor: Juanchi Galeano
Publicado en: http://www.sannicolasweb.com.ar/sn.asp?sen=32




Si este poema cae
si es herido de muerte subcutánea
si este poema cae
se me ocurre que es tiempo de seguir escribiendo precipitadamente
al viento
a toda costa
en silencio
de golpe
seriamente
en voz muy alta
aquí después de hora
se me antoja que es casi necesario si este poema cae
caer con él…


Claudia Pasquetti



Hace poquito nomás, se fue, cansado pero luchando hasta el final, el poeta Mario Benedetti. Quizá, convencido de que su partida y su pluma vacante, invitara a otros/otras a tomarla. ¿Quiénes se le animan a la pluma de Mario del oriente?

Es pesada su pluma. El cálamo está cargado de tinta sangre postergada de todo un continente. Bebió del tintero profundo de las venas abiertas de toda nuestra América Latina.

Dejo la inquietud. Aunque es una pluma que de a uno/una solo/sola, no podemos levantar. Tendremos que juntarnos unos muchos para sostener las ideas de Artigas, Moreno, San Martín, Francisco de Miranda, Bolivar, O´Higgins, Martí, Zapata y otros tantos como Soledad Barrett o Benito Urteaga, que incluyera El Poeta en sus conceptos.

Hoy, no obstante esa sagrada tarea, es el tiempo de la poesía. De desenfundar los pupitres, guardados en el subsuelo de la patria, alguna vez sublevada de fusiles azules y de pájaros…

Es tiempo de la lucha de tiza contra los cuarteles de pólvora. Del argumento hermoso, contra el ruido desinformante de los medios invasivos de comunicación.

De partir y repartir la palabra como el pan caliente, para alimentar la conciencia famélica de verdades de los pueblos.

De juntar los huesos de nuestros treinta mil esqueletos y arrojar sus gritos silenciados en los centros vitales de la concentración económica especulativa.

Tenemos derecho al partido de fútbol transmitido gratis por la tele los domingos; y al trabajo con salario dignos los lunes, los martes y todos los días hábiles del año.

Tenemos derecho a los boliches sin patovicas, a las peñas, a los cafés literarios, a la salida con ropas de estreno los sábados.

Tenemos derecho al hospital público, a la escuela laica y obligatoria, a los útiles y a los remedios gratis. A la terapia, al nutricionista, al masaje relajante, a los dientes postizos, a las muletas, a la silla de ruedas, al audífono y las señas, al braille en las computadoras y en los textos de papel y en las acciones cotidianas.

Tenemos derecho al agua potable, al gas natural, a la electricidad. Al barrido, al alumbrado y a la limpieza de nuestras calles. Al pavimento y a los jardines con flores.

Al auto cero kilómetro o al usado en buen estado. A la bicicleta y a la moto. A la canoa y al barco. Al avión y al tren. Al micro colectivo de larga y corta distancia.

A regresar cuando queramos a nuestra provincia, a nuestro país. A quedarnos. A vacacionar sin miedos ni apuro.

Tenemos derecho al paisaje natural sin tala indiscriminada ni minas devastadoras ni pescas depredadoras. A la diversidad de cultivos en nuestra querida Madre Tierra, para no agotarla y sea un recurso sustentable y accesible, mas allá de las rentabilidades de unos pocos insaciables.

Tenemos derecho a la sonrisa y a la risa. A la carcajada. A la tristeza legítima. A bajonearnos y levantarnos.

Tenemos derecho al asado y al buen vino. Al mate, a la buena yerba. A plantar tomates en el fondo de nuestra casa. A una casa digna y propia…

A que crezcan nuestros hijos e hijas sanos y nuestras aspiraciones sin contaminarse.

Tenemos derecho a amar a Dios por sobre todas las cosas; fundamentalmente por sobre las iglesias oficiales y suboficiales, que se atribuyen su representatividad acá en la tierra como en sus cielos que son un infierno.

Tenemos derecho a ser ateos o agnósticos.

Tenemos derecho al sexo. A practicar el sexo y a elegirlo.

Tenemos derecho a la guitarra, al piano, al violín, al violonchelo, a la orquesta sinfónica, al coro, a una entrada en el teatro y otra al cine.

Tenemos derecho a practicar deportes, a no quedarnos quietos en un asiento de pereza.

Tenemos derecho al maquillaje y al perfume. A una cena con amigos, con amigas.

Tenemos derecho al teléfono, al diario, a la revista, a tener internet cuando los necesitemos.

Tenemos derecho al grabador, a la máquina de foto, a la filmadora, a registrar nuestra historia con nuestros ojos y dejarla grabada en las retinas de la ajetreada memoria personal y colectiva.

Tenemos derecho a que no nos impongan el año cero. A nuestro propio calendario. El que los padres de los padres de nuestros padres, decidieron por algún hecho importante, que empezaran los días. Tenemos el derecho de que todos los calendarios, circulares o cuadrados quepan en cada calendario.

Tenemos derecho a que la derecha respete el estado de derecho. Esto es a que la Mesa de Enlace de los patrones del campo, La Unión Industrial Argentina, la corporación mediática con Clarín a la cabeza, el episcopado de la Iglesia Católica Apostólica Romana, Cleto, Mauricio, Gabriela, Lilita, Francisco, Eduardo Duhalde y sus escuderos del PJ disidente, respeten los tiempos electorales y cesen en sus intentos destituyentes.

Tenemos derecho a que la derecha no imponga un estado policial y represor.

Tenemos el derecho de tener obligaciones. De no morirnos de inanición política.

Tenemos el derecho de reclamar ¡PAN! ¡PAN! ¡PAN! y a que no digan los medios que eso es onomatopeya de metralla y es peligro.

Tenemos derecho a que los mismos que crucificaron al Hijo del Hombre o de la Humanidad , en el viejo mundo con tres clavos. En el nuevo descuartizándolo, no nos maten como a Teresa Rodríguez, “Maxi” Kosteki, Darío Santillán, el “Pocho” Lepratti, Carlos Fuentealba…

Tenemos el derecho a sacar un día cualquiera de estos, de algún banco, el futuro que nos lo guardó a plazo fijo un empresario, y mirar la luna y las estrellas una noche, junto a una mujer/un hombre de mirada claroscura, que nos diga te amo y nosotros la/lo amemos y el amor nos deshaga para hacernos de nuevo, nuevos como el primer día de la especie.

Tenemos derecho a que la golondrina vuele de sur a norte y vuelva sin haber visto un misil cayendo sobre una población indefensa y aterrada.

Tenemos el derecho de no olvidar que tenemos derechos. De latir hasta descubrir la vacuna que inmunice nuestro organismo de todas las pestes diseñadas.

Tenemos el derecho a no morirnos de muertes evitables.

Es tiempo, entonces, de cargar la poesía. Apoyarla bien en el hombro, y descerrajar todo el alfabeto sobre la mediocridad y la desidia, para matar al miedo y el entretenimiento berreta. Y defender la esperanza hasta de la esperanza misma…

12 comentarios:

El Hippie Viejo dijo...

Esto es para el gran poeta que se nos adelantó en el viaje que todos haremos algún dia:

“La poesía existe para que la muerte no tenga la última palabra”.-

Edgar Bayley-poeta argentino

por lo demás
excelente post has hecho Mona!!!


Si,
tenemos derecho
...aquí hay dos brazos para ayudar a sostener esas banderas que tan claramente explicitás.

Deseo tengas una hermosa semana!

besos

Adal

fantasma dijo...

Que bueno haber leido a primera hora del dia tu publicacion, fenomenal. Que bueno tener tantos derechos, hay veces que uno se olvida, o mejor dicho pretenden que los olvidemos, pero existen personas como vos que con su pluma y su magia nos devuelve la memoria.

Fernando Bonatto dijo...

Y tenemos el deber creo,de dejar cansancios de lado,miserias y hartazgos y meterle ganas a la vieja lucha por derechos negados y la defensa de los pocos conseguidos

Mona gracias por tus comentarios tan amables
¿Elisa ? es quien comparte mis dias desde hace casi cuarenta años y esta presente en el blog desde el primer dia

grace dijo...

Como dijo el/la fantasma: qué bueno leer tus palabras en las primeras horas del día.
LA POESÍA ES UN ARMA CARGADA DE FUTURO dijo Gabriel Celaya, que ya estoy buscando y posteando en mi blog.
Lo tuyo, Mona, impecable, como siempre.
Besos.

laotra dijo...

Mona, hace poco Grace, que nos visita a las dos, me hablaba de la poetica politica, que no necesariamente es "expresamente" politica. Uno puede hablar de lunas o de cisnes y sin embargo ser, en ese poema un hombre etico. Me encantaron tus derechos, es decir, los derechos del colectivo humano...nuestros.Hermoso tu post.

Ernesto García De la Concha dijo...

Mona, muchas gracias por tu visita. Veré si consigo el libro, aunque tal vez ya sea demasiado con lo que se ve todos los días.
En realidad, sólo actualizo el blog cuando algo se pasa de asqueroso. Un abrazo

MONA dijo...

Hola Hippie... no lo escribí yo, sino un amigo, que piensa lindo y escribe mejor!!!
gracias por esos brazos! Si juntáramos todos los brazos argentinos para festejar los derechos que ya tenemos, y para gestionar los que faltan conseguir, acabaríamos con esta crispación que enferma el alma.
Saludos... y gracias por pasar!!!

MONA dijo...

Hola Fantasma:
me alegro que te haya alegrado el dñía. No lo escribí yo, sino uin amigo nicoleño llamado Juanchi.
Saludos

MONA dijo...

Hola Fernando... qué placer ver que hay gente que crea... Gracias por pasar!!!
Grace: vos me nombrás a Gabriel Celaya, el Hippie, a Edgar Bayley... ¡qué cultura!!! Por Dios!!! Y yo tengo que haber estado estos 59 años en un termo, porque no los conozco a ninguno!!! Pero los voy a buscar en internet!
Gracias por pasar!!!

MONA dijo...

Hola Laotra:
te agradezco los conceptos... y sobre todo la alusión a la ética, que pareciera "tan pasada de moda"...
Te mando un abrazo enorme!

julian descamisado dijo...

Siempre espectacular el compañero Juanchi ...

De los pocos sentipensantes que quedán !

Un tipo que cuando habla se le escapan las palabras en un silencio que invita a ser hablado. A lo que él respondé con una sonrisa diafana ...
+
Un beso y abrazo mona

Julián

Blogger dijo...

Bluehost is ultimately one of the best website hosting company for any hosting plans you require.