El tiempo K impuso miradas, discurso, iniciativa y opciones sobre los modos de CONSTRUIRNOS

"El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales" . Bertolt Brecht. (1898)

lunes, 9 de junio de 2008

No ha procedido la LEY


El proyecto económico que llevó a cabo Martínez de Hoz, no demoró en mostrar lo que buscaba: la aplicación de un modelo rentístico-financiero mediante la apertura de la economía, la sobrevaloración cambiaria, el endeudamiento externo, la reprimarización de la producción y la destrucción del aparato industrial.
El Secretario de Planificación Económica del ministro nombrado sintetizaba con una frase: “si para ubicarnos en el mundo tenemos que dejar de producir acero para fabricar caramelos, lo vamos a hacer”.
En tal oportunidad, 1977, no ví a los siderúrgicos salir a hacer piquetes. Sin embargo, Joe no alcanzó a conseguir lo que más tarde obtuvo Menem: la venta de Somisa, la siderúrgica más grande de Latinoamérica. Eran los años 90. Los empleados y obreros resistieron, y cortaron las rutas… Muchos trabajadores fueron presos, y sus líderes, procesados.
Pero hoy no pasa igual… la Ley no ha actuado aún.
Van 3 meses de cortes de rutas, de piquetes, de desabastecimientos, de violencia, de presencia constante en la radio y en la TV, de usurpación de símbolos patrios para el sector…
Pero no hubo intimaciones para despejar las rutas. Nadie les pidió el desalojo… no hay presos.
Lo dicho: no ha procedido la Ley.
A otros sectores sociales, muchísimo más pobres, a los desposeídos de los bienes más elementales, la represión los ha fustigado para que sepan quién es el poder. Han quedado muertos y mutilados, y en el mejor de los casos, varios procesados. Esos desocupados, hoy tienen trabajo, y una esperanza de mejora.
Es evidente que la Justicia no mide a todos con la misma vara.
En las dictaduras se procedía matando, encarcelando, procesando y desapareciendo… En este conflicto, no solamente los campesinos sino también los medios, la oposición y los opinólogos basados en prejuicios, han gozado de todas las garantías en un escenario sumamente tolerante…
Tan ciega no es la Justicia: es evidente que espía a través de ese paño que le tapa los ojos… No ha advertido aún que los aborígenes de Jujuy fueron castigados por mucho menos de lo que hicieron nuestros productores.
No es prioritario por ahora negociar las retenciones. Lo que se necesita es Justicia. Para que todos seamos “medidos con la misma vara”. Lo que se precisa es el cumplimiento de la Ley, para todos igual. Pero van 3 meses, y seguimos sin Ley, sin norma, sin respeto a la Democracia, a cuyos representantes eligió la mayoría hace tan poco.
La única propuesta válida para zanjar esta situación por demás dilatada, es reclamarle al Gobierno que también se procese a estos piqueteros del campo, por interrumpir la comunicación, el transporte y provocar desabastecimiento de alimentos básicos… para que podamos ver que la Justicia no actúa según las clases sociales de pertenencia…